NOTICIAS

Los artículos se muestran en el idioma original según se han publicado.

Entrevista

La Marina Plaza, 4 de febrer de 2024

Concloses ja les celebracions del seu XXV aniversari, l’Orquestra de la Marina Alta, coneguda popularment com l’OMA, es prepara per emprendre el que qualifiquen com el seu desafiament més gran, l’estrena de la Simfonia núm. 2 en do menor Resurrecció, una de les obres més reconegudes i complexes del compositor Gustav Mahler. La cita, que tindrà lloc el dissabte 17 de febrer a les 19:00 hores a l’Auditori Teulada Moraira, estarà protagonitzada per 75 músics de l’OMA, 80 veus de l’Orfeón Crevillentino, la soprano Mar Morán i la mezzosoprano Cristina del Barrio, que estaran guiats pel director de l’OMA, Francesc Estévez.

Aprofitant l’ocasió, La Marina Plaça conversa amb Francesc Estévez. Ens explica les característiques d’aquesta nova proposta concertística i també detalla com han estat aquests 25 anys de trajectòria i el dia a dia d’aquesta emblemàtica orquestra comarcal.

Presentar una obra de la complexitat de Resurrecció ha sigut un dels grans desafiaments a què s’ha enfrontat l’OMA?

Sens dubte el repte més gran i l’obra més complexa que hem abordat en tota la nostra trajectòria. Aquesta obra exigeix grans recursos, una orquestra de 75 músics, soprano i mezzosoprano i un cor de 80 veus. Després de la nostra experiència de 25 anys de treball, i la professionalitat dels músics de l’orquestra, aquesta obra suposa una motivació especial i és una oportunitat per donar a conèixer la nostra feina a tota la comarca i contribuir així a la cultura a la Marina Alta.

Per què heu triat la Simfonia núm. 2 en do menor Resurrecció, una de les grans obres simfòniques de Gustav Mahler?

Aquesta obra segueix el camí iniciat per Beethoven en la 9a Simfonia que vam interpretar el novembre passat. És també una simfonia que acaba amb un moviment en què intervé el cor i veus solistes. Si la 9a Simfonia expressa el desig de la fraternitat humana baix la mirada atenta d’un Déu Pare que ens estima, la 2a Simfonia de Mahler planteja la qüestió de l’home davant la vida i la mort. La resposta de Mahler és la certesa de la vida eterna i la resurrecció. Mahler era un compositor turmentat per la idea de la mort i va compondre aquesta obra quan es va convertir del judaisme al catolicisme.

Des de quan esteu treballant en aquesta proposta i quan van començar els assajos?

El treball va començar aquest estiu, amb la preparació i l’estudi de la partitura. Els assajos parcials van començar a mitjans de gener, tant amb el cor a Crevillent com amb les diferents seccions instrumentals de l’orquestra. La setmana abans del concert del 17 ja seran els assajos amb l’orquestra completa.

Com vau fer el passat novembre amb la Novena Simfonia de Beethoven, torneu a comptar amb el l’Orfeón Crevillentino per a un dels vostres muntatges

Sí. L’Orfeón Crevillentino és un dels millors cors de la Comunitat Valenciana. D’altra banda, la relació musical i personal amb la seua directora Isabel Puig i amb els membres del cor és excel·lent i aquest fet facilita molt el treball en conjunt. També hem treballat en muntatges d’òpera i sarsuela i en una obra simfònic-coral tan important com Carmina Burana.

Per què heu comptat en aquesta ocasió amb la mezzosoprano segoviana Cristina del Barri i la soprano Mar Morán?

Perquè són dos excel·lents cantants. La proposta de cantar Mahler és difícilment rebutjable, qualsevol cantant somia poder cantar aquesta simfonia. Amb Cristina del Barrio vam tenir ocasió de fer-la òpera Cavalleria Rusticana, amb un gran èxit, i l’hem convidat per cantar la 2a Simfonia de Mahler.

Estreneu a l’Auditori Teulada Moraira el 17 de febrer. Teniu ja programades altres actuacions d’aquesta obra de Mahler?

A Alcoi repetirem l’actuació el 24 de febrer al Teatre Calderón. Els recursos orquestrals i corals d’aquesta obra de Mahler no fa fàcil que es puga programar sovint. Aquesta obra exigeix un gran escenari i no totes les poblacions disposen d’auditoris com el de Teulada Moraira.

L’OMA acaba de celebrar 25 anys de trajectòria, quin balanç fas?

Molt satisfactori, en aquest 25è aniversari l’orquestra travessa un dels seus millors moments. La relació humana i musical dels músics durant tots aquests anys està molt consolidada i això fa que puguem abordar obres de gran exigència musical i referents en el repertori d’una orquestra.

Quina ha sigut l’evolució de l’Orquestra de la Marina Alta des de la seua creació el 1998 fins a l’actualitat?

Jo assenyalaria tres etapes de l’orquestra. En els primers 10 anys l’orquestra, gràcies a la gerència de Vicent Ortuño a la MACMA, l’orquestra va estar molt vinculada a aquesta institució i hi va haver anys en què vam arribar a fer 55 concerts a la comarca. La crisi del 2008 i el canvi de rumb de la MACMA va variar la situació i vam passar per un període de supervivència. El 2015 vam entrar a l’etapa en què estem en aquests moments. Ha sigut precisament fora de la comarca, a Alcoi, i gràcies a l’Associació d’Amics de la Música, que celebra la temporada al Teatre Calderón, i a la confiança plena dels seus directius, Alfonso Jordà i Miguel Ferrándiz, el que ha rellançat la nostra orquestra oferint-nos cada volta reptes més exigents i motivadors, tant en el pla escènic com simfònic coral.

Quants són i d’on procedeixen els músics professionals que componen l’OMA?

No podem determinar un nombre exacte de membres de l’orquestra, això sempre depèn del repertori i de les obres que programem aen cada concert. No és igual interpretar Les 4 Estacions de Vivaldi, obra habitual del nostre repertori, que la 9a Simfonia de Beethoven. Però sí, el nucli de l’orquestra, músics de la comarca o vinculats a ella, es manté estable des de la fundació.

Heu actuat amb prestigiosos solistes en importants auditoris valencians, també heu protagonitzat diversos enregistraments. Quines han sigut per a tu les principals fites de l’OMA durant aquests 25 anys?

El 2008 vam interpretar la Missa en si menor de Bach per celebrar el 10è aniversari. L’any 2010 vam estrenar al Palau de la Música de València i vam realitzar l’enregistrament de l’Himne comarcal Set Fons, de Ferran Ferrando. Al Teatre principal d’Alacant el 2015 vam interpretar l’òpera Pallassos i la sarsuela La tavernera del port. El 2016 i 2023 la 9a Simfonia de Beethoven. Abans de la pandèmia vam gravar, amb el guitarrista de Dénia Miquel Pérez, el Concert d’Aranjuez, el nostre únic enregistrament en aquest moment em Spotify. Després de la pandèmia, Carmina Burana el 2022. I en aquests moments el nostre repte més gran: la 2a Simfonia de Mahler Resurrecció.

Quina és l’activitat habitual de l’OMA al llarg d’una temporada?

Habitualment dos concerts simfònic-coral al novembre i març i el tradicional concert de Cap d’Any. Després, a partir de març, iniciem la nostra temporada de concerts a la primavera i estiu a la comarca on solem estrenar en cada temporada un programa nou i mantenim els programes de temporades anteriors, sempre adaptant-nos als espais on hem d’actuar.

Projectem-nos cap al futu. Cap on creus que ha d’evolucionar l’Orquestra de la Marina Alta? Com t’agradaria que fóra d’ací a 25 anys més?

És molt difícil predir el futur. La idea inicial que vam tindre quan vam fundar l’orquestra ha evolucionat. La nostra voluntat és continuar treballant, fent música, amb humilitat i honestedat i transmetre aquest sentir al públic que ve als nostres concerts.

Durant una època, l’OMA va estar concertada amb la Mancomunitat Cultural de la Marina Alta, la MACMA. Com aconseguiu ara finançar-vos? Més enllà dels ingressos per les actuacions, teniu ajudes públiques i aportacions privades?

Com he dit anteriorment la relació amb la MACMA es va mantindre fins a la jubilació del seu anterior gerent, Vicent Ortuño. El nostre finançament és exclusivament dels nostres concerts. L’única institució privada amb què tenim relació i que ens ha ajudat i implicat amb l’orquestra és la Fundació Dénia, amb la que iniciem la nostra relació gràcies a l’estrena de l’Himne Comarcal Set fons del compositor de Pego i trompa solista de l’orquestra Ferran Ferrando. L’any 2010 vam estrenar l’himne comarcal al Palau de la Música de València i vam fer l’enregistrament d’un CD gràcies a la iniciativa de la Fundació Dénia i del seu president el 2010, Nicolas Merle.

Concierto sinfónico-coral con más de 150 músicos

Canfali Marina Alta, 3 de febrero de 2024. Joan Francesc Verdú Verdú

Como es costumbre, después de la actuación los columnistas y los críticos hacen su valoración del evento; en este caso es al revés, hacemos difusión del concierto. El próximo sábado 17 de Febrero, en el Auditorio de Teulada, a las 19 horas, se ofrecerá al público la interpretación de la Sinfonía núm. 2 en do menor «La Resurrección», una de las grandes obras sinfónicas de Gustav Mahler.

Posiblemente sea el reto más grandioso que la OMA (Orquesta de la Marina Alta), en sus 25 años de existencia, haya llevado a término. Pues es una colosal obra se mire por donde se mire.

Quien escuche esta sinfonía por primera vez, quedará impresionado por la cualidad y cantidad de matices e instrumentos que se necesitan: dos solistas vocales (soprano y mezzosoprano) y un gran coro; todo esto para contrarrestar la gran orquestación que pide la obra: muchos instrumentos de viento madera, unos veinticinco de viento metal, siete de percusión, además de dos arpas y un órgano y, por supuesto, muchísima cuerda. Si el continente es inmenso, el contenido es fabuloso. Cinco movimientos donde tiene cabida de todo: sufrimiento, dudas, temor, tragedia, ilusión, esperanza, amor, odio, sarcasmo. Tal vez es por esto que se ha convertido en una obra tan popular, donde cada oyente encuentra un eco de sus propios temores, sufrimientos, dudas o ilusiones.

Con esta grandiosa obra la OMA y su director, Francesc Estévez, dan un salto cualitativo en su andar sinfónico, se enfrentan a una monumental pieza sinfónico-coral, donde la orquesta tiene que saber funcionar como una gran orquesta de cámara, pues debe de enseñarnos todos los matices que el compositor escribió.

Empieza con una marcha fúnebre, donde los contrabajos y los violonchelos nos anuncian con un trepidante sonido profundo y tormentoso, la tristeza de la vida terrenal que acaba con la muerte. El 2º movimiento es un «andante» muy tranquilo al principio y después evoluciona hacia un nerviosismo gracioso, evocando los momentos más felices de la vida. Toma el relevo el «scherzo» del 3º movimiento, pasamos de los momentos jubilosos de la vida a los vulgares, donde la sátira, el sarcasmo y la ironía recuerdan la falta de memoría humana. La persona, rápidamente, olvida sus buenos propósitos virtuosos y se abandona en los brazos de los placeres mundanos. Toda esta alegría «divertida y desenfrenada» está enmarcada sobre un fondo fantasmal y patético que anuncia lo que todos sabemos: «en la tierra todo se acaba».

Llega el 4º movimiento, Urlicht (luz primordial), una canción «solemne pero modesta» que toma su texto del poemario tan querido por Mahler Des Knaben Wunderhorn (El cuerno mágico de la juventud). Lo interpreta la mezzosoprano, a quien Mahler le pide que cante como un pequeño niño celestial.

Finalmente nos encontramos ante el colosal 5° movimiento. Empieza con gritos de desesperación del anterior «scherzo». Las trompas anuncian el tema de la Resurrección; las cuerdas, en cambio, nos recuerdan el tema del Dies Irae del lº movimiento (marcha fúnebre); pues, ante el final eterno hay dudas, temores, ya no hay vuelta atrás, recogeremos aquello que hemos sembrado … ! Y aparece, después de los gritos de abatimiento, la esperanza que siempre tenia Mahler: la Resurrección, la muerte no tiene la última palabra sobre nuestra existencia. El gran poema final Auferstehn (Resurrección), sobre textos de Friedrich Gottlieb Klopstock y Gustav Mahler y cantado por la soprano, la mezzosoprano y el coro, nos conducirá al encuentro luminoso que da la recapitulación y conmovedora sentencia del poder de la vida sobre la muerte: Sterben werd’ ich, um zu leben! (Moriré para vivir!). AMEN, ¡Gracias!

La Orquesta de la Marina Alta presentará una de las grandes obras de Gustav Mahler el 17 de febrero en el Auditori Teulada Moraira

La Marina Plaza, 1 de febrero de 2024

Tras conmemorar hace unos meses su 25 aniversario, la OMA, la Orquesta de la Marina Alta, vuelve a los escenarios con el que posiblemente sea su proyecto más ambicioso, la Sinfonía núm. 2 en do menor “Resurrección”, una de las grandes obras sinfónicas de Gustav Mahler. Para superar este desafío, que se presentará el próximo sábado 17 de febrero a las 19 horas en el Auditori Teulada Moraira, se han reunido 75 músicos de la OMA, 80 voces del prestigioso Orfeón Crevillentino, la soprano Mar Morán y la mezzosoprano Cristina del Barrio, todos ellos bajo la dirección de Francesc Estévez, director de la Orquesta de la Marina Alta.

Este concierto supune el reencuentro de la OMA y el Orfeón Crevillentino, ya que las dos formaciones que vuelven a colaboral tras el exitoso concierto del pasado mes de noviembre en el que interpretaron la Novena Sinfonía de Beethoven y estrenaron la versión con letra del Himno de la Marina Alta.

 

Compuesta entre 1888 y 1894, “Resurrección” es la primera sinfonía en la que Gustav Mahler introdujo el coro. El genial compositor y director austriaco es uno de los representantes más importantes, junto a Richard Strauss, del post-romanticismo de finales del siglo XIX. Mahler emplea en esta pieza una orquestación masiva, gran orquesta, solistas vocales y coro, creando una experiencia sonora épica. La Sinfonía No. 2 es una obra emocionalmente intensa que lleva al oyente a través de un viaje musical desde la tragedia hasta la redención.

Las entradas están a la venta a través de la web del Auditori Teulada Moraira o bien en Instanticket.es por tan sólo 27 euros.

Los más de 150 músicos de la OMA interpretarán el 17 de febrero en el Auditorio Teulada Moraira una de las grandes obras sinfónicas de Gustav Mahler.

Levante, 31 de enero de 2024

Los amantes de la buena música están de enhorabuena. La OMA, la Orquesta de la Marina Alta, que recientemente ha conmemorado su XXV aniversario, vuelve a los escenarios con una obra impactante y en el mejor escenario posible de la comarca: el Auditorio Teulada Moraira. La OMA se ha superado una vez más a sí misma y afronta el que posiblemente sea su proyecto más ambicioso: la Sinfonía núm. 2 en do menor “Resurrección”, una de las grandes obras sinfónicas de Gustav Mahler, compuesta entre 1888 y 1894 y que será interpretada por 75 músicos y 80 voces. La cita será el próximo 17 de febrero y en ella el director de la OMA, Francesc Estevez, ha querido dar un paso más al frente en el exitoso historial de la misma con una espectacular obra que contara en las voces con el prestigioso Orfeón Crevillentino.

“Resurrección” es la primera sinfonía en la que Mahler introdujo el coro. El genial compositor y director austriaco es uno de los representantes más importantes, junto a Richard Strauss, del post-romanticismo de finales del siglo XIX. Mahler emplea en esta pieza una orquestación masiva, gran orquesta, solistas vocales y coro, creando una experiencia sonora épica. La Sinfonía No. 2 es una obra emocionalmente intensa que lleva al oyente a través de un viaje musical desde la tragedia hasta la redención. Un concierto que sin duda provocara la felicidad de todos los amantes de la música clásica.

La Orquestra de la Marina Alta protagoniza este viernes junto al Orfeón Crevillentino un concierto en Beniarbeig en el que, además de 'Set fonts', interpretarán la 'Novena Sinfonía' de Beethoven

Las provincias, 16 de novembre de 2023

Bajo la dirección de Francesc Estévez, la OMA interpretará la partitura compuesta por el compositor Ferran Ferrando. Y el orfeón primero y el público después pondrán la voz a la letra que escribió para este himno hace más de una década Lluís Fornés ‘el Sifoner’. 

El coro, dirigido por Isabel Puig, se encargará de abrir el concierto que comienza a las ocho y media de la tarde en Beniarbeig. Contará con Tehmine Schaeffer (la soprano), Adriana Mayer (mezzosoprano), Vicente Antequera (barítono) y Jesús Álvarez (tenor) como voces principales. La primera pieza protagonista de la velada será ‘Set fonts’.

Francesc Estévez destaca que la letra del himno comarcal «refleja muy bien el espíritu» de la Marina Alta, captura su esencia desde las tierras bañadas por el Mediterráneo hasta sus valles del interior. El director de la OMA considera que se merece la oportunidad de darlo a conocer y que «las instituciones y ayuntamientos lo incorporen en sus actos».

La partitura musical surgió de un concurso de composición convocado por la Fundació Dénia, presidida por aquel entonces por el abogado Nicolás Merle, y en el que ganó la propuesta de Ferran Ferrando. Más tarde, en 2010, ‘Set fonts’ se presentó en el Palau de la Música.

A continuación, la OMA y el Orfeón Crevillentino emocionarán al público con la interpretación de la obra maestra de Ludwig van Beethoven, la ‘Novena sinfonía’ en re menor Op. 125, conocida como ‘Coral’. Estévez remarca que se trata de una actuación «difícil de ver en la comarca» y pone de relieve que el ‘Himno a la Alegría’, que durará algo más de una hora’, es de «mucha exigencia técnica y musical». Además, el director señala que esta infraestructura de Beniarbeig resulta ideal para esta propuesta por su «gran acústica».

En la tercera parte del concierto se volverá a interpretar el himno comarcal y en esta ocasión el público tendrá la oportunidad de participar, cantando la letra. A la entrada del Auditorio, los asistentes recibirán un díptico en el que figurará la letra escrita por Lluís Fornés ‘el Sifoner’ para que puedan sumar sus voces a la música compuesta por Ferran Ferrando.

Las entradas tienen un precio de 25 euros. La recaudación, junto a las aportaciones de los patrocinadores, servirá para cubrir los gastos de organización, y si hay algún remanente, se destinará a los proyectos que desarrolla la Fundació Dénia en materia social, cultural, deportiva y medioambiental.

Orígenes

La Orquestra de la Marina Alta se fundó en 1998, con Francesc Estévez al frente. Según explica el director, surge de la inquietud de una serie de músicos de la comarca. En sus inicios, la OMA estuvo muy vinculada con la Mancomunitat Cultural de la Marina Alta (Macma). A lo largo de este cuarto de siglo ha ofrecido unos 700 conciertos, recalca Estévez. Paralelamente a ella nació la JOMA (Jove Orquestra de la Marina Alta) para promover la formación musical y difundir la música clásica.

La OMA persigue llevar la música a los lugares a donde no llegan las grandes orquestas. Ahora está colaborando con Amics de la Música d’Alcoi, que le encarga grandes proyectos, como óperas y zarzuelas, que se interpretan en el Teatro Calderón de esa localidad. La intención, señala su director, es aprovechar ese esfuerzo para que puedan repetirse en la Marina Alta y en otros lugares.

La Orquestra de la Marina Alta y el Coro Crevillentino emocionan al público del Auditorio de Beniarbeig con la versión coral del himno comarcal y la 'Novena' de Beethoven

Las provincias, 20 de novembre de 2023

Apoteósico concierto de la Orquestra de la Marina Alta (OMA) en el Auditorio de Beniarbeig con motivo del 25 aniversario de la fundación de esta formación comarcal. La interpretación de la OMA y del Orfeón Crevillentino recibió una ovación del público que duró diez minutos. Unos aplausos con los que los asistentes reconocían la magistral interpretación de la ‘Novena sinfonía’ de Beethoven y el estreno de la versión coral del himno comarcal ‘Set fonts’ que el viernes por la noche protagonizaron este evento organizado por la Fundació Dénia.

La velada comenzó con la interpretación de ‘Set fonts, el himno de la Marina Alta compuesto por Ferran Ferrando. Esta partitura del compositor pegolino fue la que se impuso en un concurso convocado por la Fundació Dénia, presidida entonces por Nicolás Merle, y que se presentó en el Palau de la Música de Valencia en 2010. Más de medio centenar de músicos dieron vida a las notas y la voz del texto, escrito por Lluís Fornés ‘el Xifoner’, la pusieron los 60 integrantes del Orfeón Crevillentino y Tehmine Schaeffer (soprano), Adriana Mayer (mezzosoprano), Vicente Antequera (barítono) y Jesús Álvarez (tenor).

Esta primera parte duró poco más de cuatro minutos y, a continuación, comenzó la parte central del concierto. Durante una hora, la orquesta bajo la batuta de Francesc Estévez y el coro dirigido por Isabel Puig deleitaron y emocionaron al público con la obra maestra de Ludwig van Beethoven, la ‘Novena sinfonía’ en re menor Op. 125, conocida como ‘Coral’.

Estévez ha destacado este lunes que el ‘Himno a la Alegría’ «entusiasmó al público» por su capacidad de transmitir sentimientos. El director de la OMA ha puesto de relieve que se trata de una obra «intensa» porque es una pieza de «gran exigencia musical y técnica de los instrumentos» con sus cambios de ritmos y de emociones.

En ese sentido, Francesc Estévez se mostró muy orgulloso de los músicos de su orquesta por su gran interpretación y su nivel, patente en obras como esta. «La ‘Novena’ es garantía de que gustará a los asistentes con esa oda a la fraternidad que Beethoven transmite de forma magistral», ha recalcado. Pieza que la OMA y el Orfeón Crevillentino repitieron el sábado, de nuevo con gran éxito, en el Teatro Calderón de Alcoi.

El colofón del concierto lo puso una nueva interpretación de ‘Set fonts’. Pero en esta ocasión el público se sumó al canto del himno comarcal. Tras este broche de oro llegó la ovación de diez minutos.

CONTRATACIÓN
O.M.A. ORQUESTA
DE LA MARINA ALTA
FORMULARIO DE CONTACTO
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Política de privacidad
Scroll al inicio